926 70 52 97 | 686 45 87 23

EPI



Consiste en la aplicación de una corriente continua a través de una aguja de pequeño calibre de grosor, bajo control ecográfico, que actúa como electrodo negativo y que va a provocar una reacción electroquímica en el segmento lesionado generando una respuesta en el organismo de regeneración del tejido dañado.

La EPI ecoguiada es la técnica más innovadora en el tratamiento de tejidos blandos (Tendones, músculos, ligamentos, …). Mediante la aplicación de esta técnica conseguimos crear un proceso inflamatorio que permite regenerar los tejidos que se encuentran desestructurados, degenerados y con poca vascularización.

La aplicación de EPI está indicada en los siguientes casos: Tendinopatías crónicas, tendinitis,  fascitis, puntos gatillo miofasciales, contracturas musculares, periostitis, esguinces crónicos, impingements, roturas musculares agudas y crónicas (por la presencia de fibrosis), síndromes del túnel carpiano y tarsiano, síndrome subacromial, bursitis…

9